sábado, 7 de junio de 2008

INTENTOS


Los versos que podrán leer a continuación forman parte del poemario Intentos de Silvia Rózsa que, hace un año, recibió la primera mención de honor en un concurso de poesía realizado en Santa Cruz.


1.-
Te escurres,
mi mano no te descubre
te explora
te contempla
te susurra.
Emigras
hacia lo infinito
donde mi mano te alcanza
para decirte adiós.

2.-

Tu coraje
ronda sin tregua
los laberintos
de la piel
sobre los azules y los pardos
hasta despertar en lo infinito
rodeada de melodías que
musitaran esa nueva
alborada.

3.-

No vendrás
y no iré.
Mi norte está en el centro,
centro
que desgastas
que carcomes,
sádico presente
masoquista futuro.

4.-

Lloré tu beso
que arranca soledades
sin tregua
y deshoja el otoño
de las calles.

5.-

Mis ojos desnudos
rinden homenaje
al silencio que remueve la nostalgia
de guerras tribales
de copas vacías
de sábanas imaginarias
de prólogos sin acuerdos,
en la nada,
en el vacío.

6.-

Soy y no,
errante eclipse
incrédula primavera.
fábula de tu historia
Es ingrato quejarse.


9.-

Se apagaron las luces
y las gotas inmóviles
en tus mejillas
se detienen por los aplausos y
las risas ajenas al atuendo
Ahora, frente al espejo, estás tú
con la soledad que recorre
tus pestañas hasta
la próxima función.

10.-

Aferrada
a mi huerto seco
tras la tempestad de los mortales
siembro tu nombre y el mío
dispares, lejanos.
Con mi puño dibujo la incógnita
del desagüe de tus labios y la
comisura de los míos para creer
en el oasis.

6 comentarios:

Jorge Ampuero dijo...

Una poesía personal, breve y de una eclosión contundente a la vez, que no precisa de tantas palabras para romper el silencio con una poética muy lograda. Espero regresar.

Un abrazo...

Silvie dijo...

Gracias Jorge por tu comentario y por tus futuras visitas. Espero poder actualizar el blog dentro de poco. Un abrazo.

Elias Serrano dijo...

Silvia, he tenido el gusto de saborear tus poemas y siempre los siento como una delicia que venera el espiritu y lo regenera. Siempre la delicada voz que pende del sueño, del olvido, del adios y del amor que resuscita la nostalgia y augura una pena fugitiva.

Silvie dijo...

Gracias Elías; siempre tan acertado y cercano en tus comentarios. Un beso.

Anónimo dijo...

Porqué tanta tristeza?
Decepciones acaso?
Sergio M.

Silvie dijo...

Creo que la tristeza al igual que las alegrías no acompañan a través de los días. Quizás mis "intentos" nacieron en momentos de tristezas y de nostalgias... Gracias por leerme.